Las comparaciones

El profe capitalista

Por: José Hernández

Mis querido Xalapeños, las comparaciones te dan pobreza

Hola pueblo de Xalapa, espero que estén disfrutando de estas lluvias de septiembre que ya nos hacían falta. Aunque ya nada es como antes. Ahora si que como dice el Brother Xalapeño, Xalapa ya hasta parece Cardel.

Y precisamente menciono al Brother Xalapeño porque en estos días me pareció muy chistoso un meme donde mostraba una foto de un xalapeño con la lluvia y se veía a alguien en la ventana tomando un café (pasándola rico) y por otro lado comparaba a alguien de Banderilla con una imagen de una casa llena agua y con los aparatos encima de la mesa.

Les menciono ese meme porque hoy quiero hablar de ese tema tan interesante que son las comparaciones y como afectan de manera directa a tu bolsillo.

Hay una frase muy fuerte y maquiavélica que dice “las personas te quieren ver bien, pero no mejor que ellas”. Alguna vez reflexionaba con mi abuelo sobre esa frase y el la rechazó tajantemente. La verdad es que el ha actuado consecuentemente para que le creyera, pero en general esa frase es muy real y si aplica para muchísimas personas.

La comparación es parte de nuestra naturaleza humana y si no la sabemos manejar nos meterá en muchos problemas.

¿Es normal tener envidias?

No lo sé, pero yo si las he tenido. En realidad, creo que he tratado de entender como nacen y funcionan y hoy en día tengo una probable respuesta de como lidiar con ellas.

Lamentablemente la mayoría de la gente no sabe lidiar con ellas y esto se vuelve muy caótico.

Las envidias nacen por el hecho de mucha gente tiene cosas que no tenemos y más allá de eso las benditas redes sociales nos hacen ver la imagen perfecta, sonriente, con filtros de Instagram y pues no la creemos. Pero como alguna vez escuché decir a mi esposa Ana, muchas veces este tipo de imágenes tienen mucha producción.

¿Quién te asegura que esa persona que vive en la zona de Monte Magno no tiene casi el 60% de su sueldo en vivir en esa zona?

Mas allá de eso, yo les dije que también he sufrido de envidias e incluso en la actualidad de vez en cuando aparece alguna que otra saltando de mi celular.

¿Cuál es la solución a esto?

Debes de tener claro tu proyecto de vida tanto en lo personal, profesional y demás temas. Cuando tengas esto créelo que tu estarás tan ocupado con tu propia vida que ya no estarás preocupándote por la de los demás. La mayoría de la gente sufre por lo que otros tienen porque para empezar no saben ni lo que quieren.  

Busca un propósito y verás que el tiempo lo ocuparás en algo mas productivo que estar recelando de los demás.

Esto no es teoría, es mi solución que yo realmente he vivenciado.

Un pilón con esto de las comparaciones

Estos tips te puede cambiar la vida. Si sigues insistiendo en compararte pues dedícale un tiempo específico por las noches o al despertar. Pero hazlo de otra forma. Cada vez que te levantes agradece por tener salud y sin duda al agradecer estarás recordando que hay otros que en este momento están muriendo por alguna enfermedad. Agradece porque tienes una familia y te darás cuenta de que al comparar hay otros que no tienen eso. Agradece por tu empleo y te darás cuenta de que hay muchos que están saliendo a la calle en busca urgente de algo para llevar comida a casa. Esto también es compararse, pero con un sentido de gratitud.