¿Cuál es el sitio adecuado para el arte?

Todo se transforma

Por: Eduardo García

Xalapa, Ver.- Grande es la polémica que se ha desatado a raíz de que el gobierno estatal en conjunto con el ayuntamiento de Xalapa, decidieran “dar mantenimiento” al viaducto que pasa por debajo del parque Juárez de esta capital.

Hace un par de días de la noche a la mañana desaparecieron los murales que adornaban las paredes de esta vía de circulación en pleno centro de la ciudad. Lo que causó la sorpresa de todos, unos aprobándolo y otros cuestionándolo.

La obra titulada “Fábulas vegetales” que, en 2012 durante la administración de Elizabeth Morales, realizaron los artistas plásticos, Lucía Prudencio Núñez y Carlos Daniel Berman Loya, fue resultado de un concurso en el que ganaron una computadora y 50 mil pesos que cubrirían los materiales y el pago de los artistas para realizar el mural; sin embargo y sin conocer la cifra exacta, el costo de los materiales fue cubierto por separado de la cantidad estipulada en el premio.

El mural sufrió a lo largo de estos 8 años el deterioro normal de estar en un espacio parcialmente abierto; pero además el daño ocasionado de forma vandálica por diversos personajes anónimos o escudados en la muchedumbre, tal y como ocurrió en abril pasado cuando mujeres que acudieron a una marcha feminista pintaron consignas y protestas sobre el mismo

Aquellos que aplaudieron la libertad de expresión de estas mujeres, son quizá los mismos que hoy protestan que el mural haya sido borrado, no lo puedo asegurar, pero así de contradictorios somos.

La verdad es que más allá de que el mural fuera de verdad algo representativo o no de la cultura de nuestra ciudad, el actuar de las autoridades deja mucho que desear, cuando se supone que el gobierno de la cuarta transformación busca promover valores y cultura.

Ante ello cabe preguntar, por qué eliminar una expresión artística que había ganado un espacio en la capital, sin siquiera avisar a los artistas o cabildear con expertos para tomar una decisión bien fundamentada. Por qué no tomar en cuenta la opinión de los xalapeños. Por qué ser tan radicales en una acción que implica eliminar una obra de arte.

En mi opinión el mural no era algo con lo que sintiera identificación o apego, ni siquiera podría recordarlo sin ver las fotos de cuando existía, no me parecía una obra atractiva y creo que además estaba en un lugar donde su exposición a ser apreciada era muy nula.

Realmente, quién pensaría mientras conduce por el viaducto -¡Oh que bonito mural, voy a detener el auto o conducir más despacio para verlo mejor!- Claro con el tráfico que hay cada que ocurre una manifestación en Plaza Lerdo, muchos habrán tenido la oportunidad de hacerlo. Pero considero que era un muy mal sitio para una obra de este tipo.

En cambio, existe, por poner un ejemplo, “El túnel del tiempo”, una obra del artista fallecido, Emmanuel Cruz, un mural ubicado en la calle Enríquez a la salida de un pasaje comercial, una obra que cualquiera puede pararse a disfrutar, tomarle una foto o tomarse una selfie, que además ha tenido el mantenimiento adecuado gracias al trabajo de otros artistas, con recursos privados. Esa es una obra con la cual se puede tener un mayor sentido de pertenencia.

Pero si vamos más allá, existe un antecedente de otro mural realizado en el mandato de Elizabeth Morales, que también fue borrado, este por la administración de Américo Zúñiga, la obra era del artista Omar Fierro, titulada “Tierra fértil y fandango” y estaba en el distribuidor vial de la avenida Lázaro Cárdenas, conocido como “el trébol”, entrando a la ciudad por la parte sur.

En su momento se especuló que lo eliminaron debido a que en el mural se apreciaba un rostro femenino, el cual, para quienes lo observaron detalladamente y dieron su opinión, era el de la pareja sentimental de la entonces alcaldesa. Además, dicha obra realizada en un espacio mucho menor que el del viaducto, costó según las declaraciones de la propia Elizabeth durante su inauguración, alrededor de 1 millón de pesos, una cantidad extremadamente superior a la de Fábulas vegetales; pero no causó tanta polémica su eliminación quizá por el mismo rumor.

En fin, que mientras algunas acciones son pasadas de largo, aplaudidas o repudiadas, según las filias y las fobias de cada quién, solo queda preguntarse ¿Cuál es el sitio adecuado para el arte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *